30/08/1989
Bomba en la bodega de Pintuco

En respuesta al toque de queda decretado por el alcalde de Medellín, Juan Gómez Martínez, Los Extraditables detonaron una bomba frente a una bodega de la fábrica de pinturas Pintuco.

El 30 de agosto de 1989, a las once de la mañana, explotó una bomba en frente de una sede de Pintuco, en Medellín. El hecho dejó a quince personas heridas. Diez vehículos y ocho locales comerciales quedaron destruidos luego de que ser alcanzados por la onda explosiva.

Momentos después de la detonación, Los Extraditables llamaron a un medio de comunicación para reivindicarse el hecho y afirmar que si no les permitían actuar libremente de noche, lo harían de día.

La respuesta de Los Extraditables no se hizo esperar. (..) estalló una poderosa bomba frente a las bodegas de Pintuco, considerada como la más tradicional fábrica de pintura de Colombia”, El País, 1 de septiembre de 1989.

Esto sucedió después de que el alcalde de Medellín, Juan Gómez Martínez, decretara el toque de queda, como una forma de proteger la vida de los ciudadanos frente al aumento de los actos violentos. Esta medida excepcional prohibía que los ciudadanos estuvieran por fuera de sus casas entre las diez de la noche y las seis de la mañana.

Compartir

Historias