06/11/1985
Toma del Palacio de Justicia

El 1 de noviembre se retiraron las medidas especiales de protección para el Palacio de Justicia, que existían desde que se tenía conocimiento de un posible atentado planeado para el 17 de octubre. Foto: El Espectador.

El 20 de septiembre de 1985 se reunieron funcionarios del Gobierno y magistrados de la Corte Suprema de Justicia para llamar la atención sobre las amenazas del cartel de Medellín. Foto: El Espectador.

La Toma del Palacio de Justicia, ejecutada por el M-19, fue uno de los hechos más violentos de la historia colombiana. Durante el enfrentamiento con las Fuerzas Militares, sucedieron asesinatos, torturas y desapariciones.

El 6 de noviembre de 1985, entre las 10:00 y las 11:00 de la mañana, los guerrilleros del M-19 Luis Otero, Andrés Almarales, Alfonso Jakin, Ariel Sánchez, Guillermo Elvecio y José Rubén Soto, dieron la orden de iniciar el operativo de asalto denominado Operación Antonio Nariño por los Derechos del Hombre.

Su objetivo era presionar al presidente Belisario Betancur para que fuera hasta el Palacio de Justicia. Allí le harían un juicio político por incumplir los acuerdos que se derivaron del proceso de paz firmado hacía un año en Corinto, Cauca; y El Hobo, Huila. Para cesar las acciones violentas exigían que les publicaran en todos los periódicos del país un texto sobre las fallas de esta negociación y que les dieran una hora de transmisión radial durante cuatro días y un espacio en la televisión nacional.

Cronología de la toma del Palacio de Justicia

  • 06/11/1985
  • 06/11/1985
  • 06/11/1985
  • 06/11/1985
  • 06/11/1985
  • 06/11/1985
  • 06/11/1985
  • 06/11/1985
  • 06/11/1985
  •  
  • 07/11/1985
  • 07/11/1985
  • 07/11/1985
  • 10 – 11 a.m.

    10 – 11 a.m.

    Siete guerrilleros del M-19, vestidos de civil, ingresan al Palacio de Justicia. Minutos después aproximadamente 28 militantes de este movimiento entran al sótano del edificio. A raíz del cruce de disparos mueren dos vigilantes y dos guerrilleros, cinco personas resultan heridas.

  • 2:00 p.m.

    2:00 p.m.

    Los asaltantes se comunican con diferentes medios periodísticos para exigirle al Gobierno que dialogue con ellos. Utilizan como rehén al presidente de la Corte Suprema de Justicia, Alfonso Reyes Echandía. Entre las 10:00 de la mañana y las 2:00 de la tarde, mueren cerca de 17 personas.

  • 2:20 p.m.

    2:20 p.m.

    Agentes de la Policía Nacional y de la Policía Militar se ubican en puntos estratégicos cercanos al Palacio de Justicia. Cuatro tanques, uno de ellos comandado por el coronel Alfonso Plazas Vega, ingresan a la edificación. Se intensifican los disparos y minutos después se escuchan varias explosiones.

  • 3:00 p.m.

    3:00 p.m.

    Salen del Palacio de Justicia los primeros rehenes

  • 4:30 p.m.

    4:30 p.m.

    El presidente de la Corte Suprema de Justicia, Alfonso Reyes Echandía, llama a una emisora para suplicarle al Presidente de la República, al Ejército y a la Policía Nacional que cesen el fuego y dialoguen con el M- 19.

  • 6:00 – 8:00 p.m.

    6:00 – 8:00 p.m.

    Se escuchan varias explosiones, una de ella en el cuarto piso del edificio, en donde estaban ubicadas las oficinas de los magistrados. Minutos después se desata un incendio en el costado oriental, que se expande por el cuarto y quinto piso.

  • 8:45 p.m.

    8:45 p.m.

    60 personas son evacuadas, entre ellas los magistrados Ramiro Borja, Jorge Valencia, Carlos Medellín, Mercedes de Mendoza y Samuel Buitrago.

  • 9:00 p.m.

    9:00 p.m.

    El presidente Belisario Betancur convoca a una reunión secreta en la Casa de Nariño, asegura que no está dispuesto a negociar con esta guerrilla porque eso significaría debilitar la democracia.

  • 11:00 p.m.

    11:00 p.m.

    El Ejército toma el control del tercer piso. Continúa la evacuación de los rehenes.

  • 12:00 p.m.

    12:00 p.m.

    Las autoridades confirman que todos los archivos de la Corte Suprema de Justicia fueron incinerados. A esta hora, más de 300 personas habían sido rescatadas.

  • 6:00 a.m.

    6:00 a.m.

    Dos tanquetas ingresan por la puerta principal del Palacio. Minutos después entra un grupo de asalto. Las llamas, antes controladas, vuelven a encenderse en la parte noroccidental del edificio. Se da la retoma del Palacio de Justicia.

  • 2:00 p.m.

    2:00 p.m.

    El Ejército toma el control absoluto del Palacio. Con la ayuda de la Cruz Roja salen algunos magistrados. Momentos después se confirman las muertes del presidente de la Corte Suprema de Justicia, Alfonso Reyes Echandía, asesinado por Andrés Almarales, la cabeza del operativo, y de la magistrada María Inés Ramos.

  • 4:00 p.m.

    4:00 p.m.

    Las Fuerzas Militares toman posesión del Palacio de Justicia. Luis Otero, Andrés Almarales y Carlos Jakin, líderes de la operación, son dados de baja.

En busca de la verdad

Durante la toma y retoma del Palacio de Justicia murieron cerca de 100 personas, 11 desaparecieron. De los 35 guerrilleros que ingresaron, solo dos salieron con vida: Irma Franco y Clara Helena Enciso, quien también está desaparecida.

En 2014, la Corte Interamericana de Derechos Humanos ordenó al Estado colombiano encontrar a los desaparecidos, investigar los casos de tortura y reparar a las víctimas.

En 2005 se creó la Comisión de la Verdad, integrada por tres exmagistrados de la Corte Suprema de Justicia: José Roberto Herrera Vergara, Jorge Aníbal Gómez Gallego y Nilson Pinilla Pinilla. Sus investigaciones revelaron que Pablo Escobar apoyó la Toma con dos millones de dólares, con el fin de presionar a los magistrados para que declararan inexequible el Tratado de Extradición.

La Comisión de la Verdad concluyó que la acción del Ejército fue “desproporcionada” y no buscó preservar la vida de los rehenes. Bajo esa premisa, el Estado colombiano ha tenido que enfrentar varios procesos judiciales ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos que han derivado en condenas, como la que se le impuso al Coronel retirado Luis Alfonso Plazas Vega quien en 2007 fue sentenciado a 30 años de prisión por el delito de desaparición forzada agravada. Sin embargo, fue absuelto por la Corte Suprema de Justicia.

Otros oficiales han sido condenados por los hechos, entre ellos el Coronel (r) Edilberto Sánchez Rubiano, el Mayor (r) Socar Velázquez. Además, 15 militares más están en procesos judiciales por las desapariciones. De esos, tres fueron absueltos.

La Toma del Palacio de Justicia fue uno de los hechos más dolorosos de la historia del conflicto colombiano. A pesar de que han pasado más de 30 años, las víctimas siguen buscando la verdad.

 

Compartir

Historias