Hugo Zapata

HAY UN ECO EN ESA ROCA

He encontrado, por azar, en el interior de las rocas que trabajo, huellas cercanas a pictogramas, a signos, a señales, a ideogramas. Son gestos de un magna primigenio, rastros del trajinar de la materia en la eternidad del tiempo geológico, vestigios de avalanchas, concreciones y corrientes de lavas inestables, improntas de metales licuados, rocas blandas, cuarzos y cristales, que aún hoy, se expanden desde la ardiente oscuridad del centro de la tierra. Son cenizas de hojas, pisadas de garzas en el barro, trazos de caracoles, de helechos, de semillas que cayeron en los espejos de agua o quedaron atrapadas en densos lodazales. Son sombras de antiguas mariposas, de libélulas, de peces, de reptiles; son fragmentos de escrituras anteriores incrustados en el cuerpo cambiante del planeta; resultado de iras de volcanes y de dioses. Son heridas de la materia en su eterno viaje por el cosmos, intrigantes cicatrices que se acercan a territorios visuales conocidos por el hombre y su cultura. Son dibujos expresivos. Hay en ellos ecos, ritmos, danzas, geometrías; claves misteriosas de un alfabeto tal vez nunca descifrable.

Rescatarlos, recrearlos, establecer un dialogo con ellos y con su origen, se hace posible gracias al arte, la ciencia, la imaginación. Antes del hombre, la tierra ya escribía.

Titulo de la Obra: Los Valientes
Artista: Hugo Zapata

Compartir

RELACIONADOS